Eficiencia energética en calefacción - Funcionamiento

Un ejemplo muy ilustrativo y claro de eficiencia energética en calefacción:

El concepto de eficiencia energética en calefacción cada día es un tema más discutido y que requiere una explicación aclaratoria más detallada para entender la idea que por ejemplo un litro de agua siempre es un litro de agua ni más ni menos igual que en conceptos de potencia eléctrica 1000W siempre son 1000W pero el uso y la aplicación de los mismos por medio de tecnología los puede hacer muy diferentes: Veamos con un simple ejemplo en el que trataremos de calentar 100ml de agua a 100ºC con diferentes fuentes de calor pero siempre con la misma potencia:

Foco Halógeno 100W

1. Un foco halógeno de 1000W

A 30cm de distancia del foco halógeno ubicaremos un envase de cristal 100ml de agua y lo encendemos.

► El foco de halógeno produce aprox. un 70% de luz y un 30% calor con los que solo el 300W están aplicando calor sobre el recipiente y el agua. Gran parte se pierde por el medio entre el foco y el vaso "aire" considerando una perdida por convección y dado a que nuestro experimento no se encuentra en una cámara aislada tenemos tanta perdida energética contando del principio al final que no conseguimos nuestro objetivo de alcanzar los 100ºC.

Horno eléctrico 1000W

2. Un horno eléctrico de 1000W

El horno eléctrico en cambio aprovecha aprox. el 90% de la energía eléctrica y la convierte en calor a diferencia del foco halógeno que solo era capaz de convertir el 30%, a ello se suma que se trata de una cámara  aislada una perdida energética mucho menor.

► Gracias a una mayor eficiencia calorífica conseguimos en cuestión de 30 minutos alcanzar el objetivo de los 100ºC a pesar de que la transmisión energética en gran parte es por medio de convección.

Microondas 1000W

3. Un Microondas de 1000W

Finalmente el microondas aprovecha el 99% de la energía y la convierte en radiación, en este caso particular hace vibrar los pequeños átomos de H2O los cuales en cuestión de segundos empiezan a rozar entre sí produciendo el calor por fricción.

► Conseguimos en cuestión de pocos minutos la temperatura deseada de los 100ºC.

Conclusión: La diferencia entre las tres fuentes de calor es la tecnología y el sistema que se utiliza para calentar el objeto a pesar de ser la misma potencia hemos observado que es posible conseguir calentar el vaso de agua con 100ml de agua a diferentes tiempos tan solo cambiando la fuente calorífica por diferentes tecnologías. En este caso la diferencia se ha determinado por el tiempo ¿pero y si a la vez de tener el factor tiempo pasamos en reducir la potencia necesaria para conseguir que en lugar de calentar el vaso de agua en 5 minutos lo hacemos en 30 minutos como ha sido el caso del horno eléctrico? Entonces obtenemos el mismo resultado con menor potencia. Por eso también es posible que nosotros le garantizamos solamente 600W para calentar 13m2 como es el caso del CONVECTO1000 cuando otros fabricantes para  los mismos metros cuadrados con radiadores eléctricos dan indicaciones de hasta 1000W. La diferencia son un 40% sin cambiar absolutamente nada sino solamente optimizar drásticamente la tecnología y el sistema de convección a radiación. En nuestro caso la calefacción por infrarrojos siendo una radiación totalmente sana y saludable ya que es naturalmente presente en nuestro entorno y a la vez es la que nos transmite la sensación de calor del SOL.